La decisión del gobierno de Estados Unidos de exigir que todo ciudadano de ese país que salga hacia el extranjero deba contar con un pasaporte en regla causó muchos problemas en algunos destinos del Caribe. Es que hasta 2005, muchos estadounidenses podían visitar islas del Caribe sin presentar pasaporte, pero eso se terminó ya en 2006. Desde ese momento, el requisito burocrático ha impactado de manera severa en algunos destinos turísticos. Jamaica recibió un 12% menos de visitantes de Estados Unidos; Islas Vírgenes, un 9% abajo; Bahamas, 8% menos.

El gobierno de Estados Unidos eliminaría de manera temporal el requisito de pasaportes para visitar esos países, e incluiría en esa lista a México y Estados Unidos. Veremos si esos destinos turísticos logran mejorar su performance durante 2007.

Más información en The Wall Street Journal Americas.

Anuncios