En la edición de hoy del suplemento de noticias de The New York Times, que publica el diario argentino Clarín, aparece una nota muy interesante sobre la calamitosa situación urbana de Nueva Delhi, la capital de India. Lo notable es que mientras el país busca transformarse en una potencia mundial, en particular por su inserción en el sector de servicios, su infraestructura es realmente muy mala.

En el caso de la planificación urbana, la situación de su capital, Nueva Delhi, es una verdadera catástrofe. El 60% de los habitantes de la ciudad viven en viviendas ilegales, ya sea porque los edificios se encuentran en condiciones inhabitables o porque esas zonas de la ciudad no están habilitadas para la construcción. Para peor, la mayor parte no cuenta con agua potable, ni electricidad, ni servicios sanitarios y cloacales. En estos días, las autoridades han comenzado un ambicioso plan de construcción de viviendas, con el fin de que muchos de sus 15 millones de habitantes tengan acceso a viviendas dignas. Desde ya, semejante emprendimiento no se puede llevar a cabo sin algo de conflictividad; muchos barrios serán demolidos para llevar a cabo las obras.

Como la nota no se publica en la edición en Internet, le he tomado una foto y la tienen justo debajo. Sólo tienen que hacer clic sobre la imagen para ampliarla.

Anuncios