La salida del CEO de la cadena de hoteles Starwood, Steven Heyer, ha desatado una buena cantidad de rumores sobre la posible compra de la empresa. Las especulaciones tienen bastante asidero, si se toma en cuenta que ya hubo compras similares hace poco tiempo. Por ejemplo, la cadena Four Seasons pasó a manos de un grupo de inversores unos meses atrás.

Starwood es dueña de las redes de hoteles St. Regis, Westin y Sheraton. Una de las razones que hacen a esta cadena un objeto probable de compra es que posee valiosos inmuebles, que podrían ser vendidos para poder pagar las deudas. Obviamente, el modelo sería el que muchas otras cadenas hoteleras están aplicando: vender los inmuebles, y quedarse sólo con el management de los establecimientos.

Más en Reuters.

Anuncios