En los últimos días, me encontrado en la cola de moderación con algunos comentarios que tenían como única intención insultar a otros comentaristas en entradas en particular. La sección de comentarios es para conversar, y para ayudar a este blog a ser mejor, al aportar información relevante, mirar ciertos hechos desde otras ópticas, o sumar datos. No es un tablón de anuncios, ni la oportunidad para algunos de insultar sin miedo a sanción. Por ello, les recuerdo a algunos de esos provocadores las reglas que rigen la publicación de comentarios en este blog:

  • No se permiten insultos de ningún tipo, ni agresiones contra terceros.
  • No se permite la publicidad no solicitada, comúnmente llamado “spam”. Si tienen algún nuevo emprendimiento ligado al turismo y creen que puede ser de interés para los lectores de este blog, por favor comúniquense a [email protected] y veré como ayudarlos.
  • Los comentarios deben mantener relación con el tema de la entrada. Todo off topic -o sea, comentario que no tenga ninguna relación con el tema de la entrada- no será publicado.
  • En el caso de existir alguna duda con respecto al contenido de un comentario en cola de moderación, me comunicaré al correo electrónico que han dejado. Si el e-mail no existe, el comentario será descartado. Más claro: si dejan una dirección de correo electrónico falsa como contacto, no se quejen si su comentario no es publicado.

    Hace tiempo que vengo siguiendo, en muchos otros blogs, que algunas personas siguen ciertas estrategias comunes para intentar destruir ciertos emprendimientos a través de la sección de comentarios. Por ello, en su momento resumí todas esas tácticas de algunos comentaristas especialmente molestos en “Cómo romperle las pelotas a un blogger” en mi blog Vida Vacía.

    Mi tarea al manejar un blog no es sólo la de escribir todos los días una entrada nueva; también es mantener el mejor ambiente posible para que los lectores puedan conversar, aportar datos y colaborar. Y si ello implica impedirle a algunos dejar comentarios insultantes, destructivos o malintencionados, no voy a tener ningún problema en hacer cumplir las reglas.

    Anuncios