Este tema se me había pasado en su momento: hace algunas semanas, hubo una fuerte polémica en blogs españoles alrededor de Valencia está de Moda, un blog que aparecía escrito por una chica llamada Helena, y que contaba en tono su positivo sus paseos por la ciudad. El problema surgió porque el sitio era una iniciativa de Turisvalencia, algo que sólo estaba reconocido al pie de página y por un enlace al organismo oficial. Obviamente, buena parte de las discusiones fueron acerca de cuán ético era no dar cuenta, de manera bien, clara, que el blog no era una creación espontánea de una persona sino una propuesta de marketing.

Más allá de las discusiones, el caso de “Valencia está de moda” deja en claro que, cuando una empresa u organismo monta un blog, debe ser absolutamente transparente a la hora de comunicar ese punto. O sea, si en este caso el sitio se hubiera llamado “Turisvalencia Blog” o hubiera tenido un “acerca de” donde se dejaba en claro el tema de relación con una iniciativa de marketing, nada hubiera pasado. Al dejar estos puntosdefinidos de manera muy ambigua, sea a propósito o por impericia, lo único que lograron fue una gran cantidad de publicidad negativa para la iniciativa. El tema alcanzó tal repercusión que desde entonces el blog está sin actualizar. Y Helena, quien mantenía el sitio, incluso ha cerrado su blog, supongo que para evitar más comentarios negativos o harta de la situación.

Ya saben: hay que ser claros cuando un blog tiene una finalidad comercial. De otra manera, prepárense para un montón de malos comentarios y para que la iniciativa fracase. Y ni hablar del tema ético, claro. Si estafan a sus lectores, ya sea por mentirles o por no decirles claramente la verdad, no esperen después ninguna lealtad.

Algunas entradas sobre este tema en otros blogs: Blogscorporativos.com; Malva-rosa Connection; Marketing Turístico; y Veo Veo. Sobre el tema de “blogs falsos” ya habíamos hablado allá en junio de 2005 en Blogs patrocinados y conflicto de intereses.

Anuncios