Skip to content

Otra vuelta de tuerca sobre blogs y marketing

Este tema se me había pasado en su momento: hace algunas semanas, hubo una fuerte polémica en blogs españoles alrededor de Valencia está de Moda, un blog que aparecía escrito por una chica llamada Helena, y que contaba en tono su positivo sus paseos por la ciudad. El problema surgió porque el sitio era una iniciativa de Turisvalencia, algo que sólo estaba reconocido al pie de página y por un enlace al organismo oficial. Obviamente, buena parte de las discusiones fueron acerca de cuán ético era no dar cuenta, de manera bien, clara, que el blog no era una creación espontánea de una persona sino una propuesta de marketing.

Más allá de las discusiones, el caso de “Valencia está de moda” deja en claro que, cuando una empresa u organismo monta un blog, debe ser absolutamente transparente a la hora de comunicar ese punto. O sea, si en este caso el sitio se hubiera llamado “Turisvalencia Blog” o hubiera tenido un “acerca de” donde se dejaba en claro el tema de relación con una iniciativa de marketing, nada hubiera pasado. Al dejar estos puntosdefinidos de manera muy ambigua, sea a propósito o por impericia, lo único que lograron fue una gran cantidad de publicidad negativa para la iniciativa. El tema alcanzó tal repercusión que desde entonces el blog está sin actualizar. Y Helena, quien mantenía el sitio, incluso ha cerrado su blog, supongo que para evitar más comentarios negativos o harta de la situación.

Ya saben: hay que ser claros cuando un blog tiene una finalidad comercial. De otra manera, prepárense para un montón de malos comentarios y para que la iniciativa fracase. Y ni hablar del tema ético, claro. Si estafan a sus lectores, ya sea por mentirles o por no decirles claramente la verdad, no esperen después ninguna lealtad.

Algunas entradas sobre este tema en otros blogs: Blogscorporativos.com; Malva-rosa Connection; Marketing Turístico; y Veo Veo. Sobre el tema de “blogs falsos” ya habíamos hablado allá en junio de 2005 en Blogs patrocinados y conflicto de intereses.

Anuncios

4 thoughts on “Otra vuelta de tuerca sobre blogs y marketing Leave a comment

  1. Me parece algo exagerado el revuelo que causó esta iniciativa. No pasó igual con “Diario de una mujer gorda” por ejemplo, y los casos son bastante parecidos. En el caso de la gorda, la intención de Casciari era claramente convertir esa ficción en éxito y eventualmente, convertirla en libro, lo cual al final logró. Y si hubiera dicho desde el principio que era una ficción todo el chiste se hubiera perdido.

    Si esto hubiera sucedido en América Latina no se arma el revuelo y Helena no pierde el trabajo. Cuando alguien entra en un blog personal no sabe si el que lo escribe lo hace por dinero o por hobby. Pero si lo hace bien, te quedás, de cualquier forma. En este caso no sé cual es exactamente la diferencia entre decir que Helena lo escribía porque sí, o porque el blog lo patrocinaba el Turismo de Valencia. ¿Es más verdad o más mentira lo que decía?

    Yo más creo que fue un error de estrategia y que se pasó mucho tiempo sin decir que el blog estaba patrocinado. Pero la verdad, en el caso de una ciudad, las cosas son diferentes que en un blog en el que se hable de productos.

  2. Desde el punto de vista del lector, saber si alguien habla bien de algo es puro interés económico o entusiasmo es algo muy relevante. Los medios tradicionales durante mucho tiempo tuvieron la saludable costumbre de separar publicidad de contenido, y habría que seguir con esa práctica. Si en el blog, en la parte de “acerca de” se hubiera aclarado el patrocinio, no pasaba nada. Si en un blog se publica un post patrocinado, y esto está perfectamente aclarado, tampoco pasa nada. Eso habla de las ventajas de ser más transparente. Si, de manera ambigua, prefieres intentar hacer pasar por desinteresado textos pagos anclados en una estrategia de marketing, después no habría que quejarse si los lectores hacen escándalo. Y me llama mucho la atención que después de lo que pasó con este blog, la que pierda el trabajo sea quien mantenía el blog, y no los desarrollaron la idea y optaron por no dar a conocer de manera clara que se trataba de un blog con sponsor, algo que no tiene nada de malo si el lector conoce ese detalle.

  3. Coincido en que las cosas es preferible hablarlas claro. En este caso en particular, creo que falló la estrategia, y en algún tiempo se tuvo que haber dicho cómo era manejado el blog, pero el blog tenía casi un año y nadie había dicho nada.

    En cuanto a escribir por hobby y por pago, yo entiendo que se hace de la misma manera si es un tema que te interese. Por ejemplo, uno de los temas que más me apasiona es el fútbol (Liga española y guatemalteca). Escribo de eso desde hace 4 años, sin paga. Pero si en el futuro se me pagara por hacerlo, lo haría de la misma manera, con el mismo entusiasmo, y probablemente, mejor. Es decir, si hay un interés genuino en el tema, es igual (en términos de veracidad y calidad) si es pagado o no.

    Es interesante el que nunca se hayan planteado la idea de que harían si se descubriera que era un blog pago. Una entrada en la que Helena dijera que sí, que el Turismo de Valencia le estaba pagando, pero que ella lo hacía porque de veras quería a Valencia, y que hubiera escrito lo mismo si no le hubieran pagado y blablabla, probablemente hubiera tenido un efecto positivo, hubiera generado un poco más de polémica y tráfico al asunto.

  4. Eso es cierto, es como si toda su estrategia descansara en que “nadie se dé cuenta”.

A %d blogueros les gusta esto: