Este domingo se juega en Argentina el partido entre Boca y River, generalmente llamado “El Superclásico”. El encuentro tiene una enorme repercusión en todo el país, pero desde hace varios años cada vez atrae más turistas extranjeros. Mientras que los precios de las entradas para locales no son demasiado altos, los turistas suelen pagar valores bastante elevados por ir al partido, al menos en los estándares argentinos. De acuerdo al diario Clarín, este fin de semana al menos 500 turistas extranjeros irán al estadio de Boca. ¿Y los precios? La agencia Tangol, especializada en el tema, cobra de 600 a 1000 pesos (de 200 a 330 dólares aproximadamente) por el servicio completo, que incluye pasar a buscar al turista por el hotel, llevarlo en una combi y brindarle seguridad -algo que en el fútbol argentino no está nada de más. Seefootball, otra agencia dedicada al tema y concesionarios de los museos de Boca y River, no da a conocer los precios en su página Web.

Si se tiene en cuenta que los clubes argentinos siempre están buscando nuevas fuentes de financiamiento, la llegada de turistas extranjeros a las canchas argentinas no es algo que nadie se pueda dar el lujo de despreciar.

Lo que no sabemos esta vez es si volverá a pasar lo mismo que el encuentro entre Boca y River del año pasado, cuando La Doce, la barra brava de Boca, cobró una buena cantidad de euros a algunos turistas para llevarlos con ellos y brindarles seguridad. Lo que compraban los visitantes era, claro, la experiencia de participar de un partido de esas características directamente en el medio de la hinchada. El mercado turístico, realmente, da para muchas cosas…

Anuncios