Pocas cosas me aburren más que el lenguaje celebratorio de buena parte del periodismo de viajes, y todo esa acumulación inútil de adjetivos calificativos -cosas tipo “paisaje paradisíaco” o pavadas por el estilo. Muchas veces he dicho que una de las posibilidades que nos daba el mantener un blog sobre viajes era, justamente, escapar de ese discurso inútil, construido para los anunciantes antes que para los lectores. Y aunque a veces la adjetivación excesiva puede llegar a colarse en nuestros textos, siempre es bueno mantener a raya esa tentación, y apelar a los datos útiles, a las informaciones precisas y a cierta honesta sinceridad.

Pero hay otro tipo de discurso que muchas veces se encuentra en los medios, y que cada vez veo más común en varios blogs sobre viajes en español: las gacetillas o comunicados de prensa. Uno podría preguntarse: ¿para qué tener un blog si lo que vamos a hacer es cortar y pegar un texto interesado que nos pasa un tercero con fines de promoción? Una respuesta posible es que esos blogs tienen un fin específico: hacer plata con la publicidad, y que de los lectores se ocupe otro. ¿Pero no sería bueno agregar buenos contenidos al blog, y a partir de allí buscar atraer lectores y publicidad? No es tan fácil. Crear contenidos no es barato, y si se está bien posicionado en Google, un par de gacetillas pueden ayudar mucho.

El discurso gacetillero es fácil de descubrir, sin necesidad de apelar a Google. Para arrancar, el texto siempre comienza dando a conocer una acción de la empresa X, que es calificada de “líder del mercado” o la “primera en hacer X”. No se aportan pruebas, por lo general. La idea es mostrar a la empresa X como destacada sobre las demás. Cuando se dan “pruebas” extraídas de informes de consultoras, pueden llegar a apelar a cosas tan ridículas como “la empresa líder en turismo en X para turistas que hacer trekking en pata de palo”. Ya se sabe, siempre es bueno ser líder, aunque sea en algo minúsculo. En segundo término, jamás se usan sinónimos de la empresa X. Se la llama siempre por su nombre, a ella y a sus productos. Tercero, por lo general, en el segundo o tercer párrafo, aparecen declaraciones de los ejecutivos de la empresa, en tono optimista, claro, y en donde se remarcan las ideas de los dos primeros párrafos: que son líderes, pioneros de todo y que en general la tienen muy clara.

En tanto periodistas, me consta que las gacetillas son un material al cual se puede apelar para llenar espacios de manera rápida y sencilla. Es una desgraciada consecuencia de la sobrecarga de trabajo, que logra que muchas empresas logren aparecer en los medios en los términos que ellas quieren. Y en muchos blogs está pasando lo mismo: urgidos de producir nuevo contenido para mantener activo el blog y seguir recibiendo visitas y publicidad, cortar y pegar comunicados de prensa les permite salir del paso.

No se trata aquí de personalizar las críticas, ni de ponerse a señalar sobre “lo mal que trabajan”. Más bien, la idea es otra: dar cuenta, o al menos hipotetizar, sobre las razones por las cuales antes no se encontraban gacetillas de empresas en blogs sobre viajes, y ahora sí. Tampoco se trata de marcar que la causa del mal son las agencias de prensa; muchos profesionales que trabajan en ella lo hacen muy bien, y muchas veces tienen que lidiar con formas de comunicación que ellos no han elegido. Aunque de a poco se están dando cuenta que al menos con muchos blogs ciertas estrategias, como los comunicados de prensa, no sirven para mucho.

Una gacetilla puede ser una buena razón para comenzar a investigar sobre un tema. Pero no puede ser el texto a publicar en sí. Las empresas aman que los medios corten y peguen sus comunicados. Al fin y al cabo, las presentan tal cuál quieren, que es lo que antes se hacía únicamente con avisos pagos. La diferencia es aquí ni siquiera tienen que pagar por esa publicidad.

Defendamos nuestro espacio y nuestros trabajos. Posicionar nuestros blogs, esforzarnos por tener contenido decente, atraer lectores, es algo que hay que valorar. No regalemos ese esfuerzo. Las empresas tienen un vehículo para dar a conocer su punto de vista: la publicidad, o sus propios sitios. En mi caso, yo hago un blog para una empresa de viajes como Despegar, y allí está claro cuál es el contrato con el lector. Pero lo que publicamos en nuestros blogs es para nosotros y para nuestros lectores, lo cual es ante todo una estrategia para construir contenido relevante.

Y ahora sí: la próxima vez que encuentre un blog sobre viajes independiente que corte y pegue una gacetilla sin reelaborarla siquiera en algo, lo saco de mi lector de feeds. Al menos, como lector, siento que puedo protestar de alguna manera, aunque mucho no se note :).

Anuncios