Hubo dos novedades muy interesantes en las últimas horas para el mercado aéreo. La primera es que Gol anunció la adquisición de Varig, que desde hace años venía pasando por una situación económica muy mala. Por lo que se dio a conocer, ambas empresas mantendrán su funcionamiento por separado. El monto pagado: 320 millones de dólares, la transacción más importante de la historia del mercado aéreo brasileño. A pesar de la adquisición, Gol todavía quedará, en porcentaje de mercado en Brasil, por detrás de TAM, aunque ambas concentrarán más del 90% del mercado interno. Más información en Notícias 360 (en portugués). Por cierto, de paso les recomendaría leer Volar a Brasil es un cachondeo, en el blog De Viaje a Brasil de Tony Gálvez, con una descripción del complicado estado de la aviación en Brasil -que hace recordar el también patético estado del mercado de cabotaje en Argentina.

La segunda novedad es la detención de varios ejecutivos de la compañía Lloyd Aéreo Boliviano por la suspensión de los vuelos a España, que al parecer habrían estado sobrevendidos. La razón de la suspensión es que la empresa no puede seguir pagando el alquiler del avión que hacía ese trayecto, y por ello tuvo que suspender definitivamente la ruta. La noticia tuvo mucho impacto en Bolivia porque el sábado entra en vigor la legislación europea que obligará a los bolivianos a contar con visa para entrar a Europa. La cobertura del diario Los Tiempos de Cochabamba, donde está radicada la empresa, no hace más que dejar en claro la grave situación económica de la empresa. Para peor, buena parte de sus instalaciones serían rematadas dentro de poco tiempo por orden de la justicia boliviana. No voy a extenderme mucho más el tema de los problemas de LAB, porque en este blog ya me ocupado bastante del tema, pero el futuro de la línea aérea aparece como muy complicado. Más en el diario argentino Clarín

Anuncios