Hace un par de semanas, contaba en “Cronica de un vuelo en LAB, el regreso” los problemas que había tenido en el vuelo de regreso desde Lima en la aerolínea Lloyd Aéreo Boliviano. Ya en otra entrada anterior, “Cronica de un vuelo en LAB“, que narraba el viaje de ida a Lima desde Buenos Aires, en los comentarios daba cuenta de una de mis dudas: cómo haría LAB para enfrentar la competencia creciente en la ruta Buenos Aires – Lima, que cubría con vuelos diarios, ante la presencia cada vez más fuerte de LAN y Gol. Es que buena parte de los pasajeros que elegían LAB lo hacían por el precio, y por ello soportaban las demoras y problemas. Pero como ahora Gol ofrece pasajes a un costo menor, la cuestión se ponía complicada.

Y ya ha llegado la primera consecuencia: LAB ha recortado las conexiones Buenos Aires – Lima a sólo dos por semana. Ignoro si será consecuencia de la caída de la venta de pasajes o más bien a una decisión operativa. Aquellos que tenían boletos comprados para la ruta Lima – Buenos Aires, por ejemplo, están siendo llamados por persona de LAB para cambiar sus pasajes a cualquiera de los dos días en que habrá vuelos. Esperemos que ahora, con esta medida, al menos ya no se retrasen tanto.

Anuncios