Si bien desde hace varios días algunos de nosotros ya estábamos disfrutando de su existencia, ayer la empresa Metrovías, concesionaria del subte (metro) de Buenos Aires, anunció que la red completa, con la excepción por ahora de la línea A, cuenta con conectividad inalámbrica a Internet vía WiFi. Francamente, no creo que sea una gran idea andar por los andenes y pasillos con una notebook, a menos que tengan muchas ganas de ser robados, pero puede ser algo útil si cuentan con un teléfono o handheld que se pueda conectar por WiFi a Internet.

Como coméntabamos con otras personas ayer, la utilidad de esta red es bastante limitada -al fin y al cabo un viaje usual en subte no toma más allá de 20 minutos- pero evidentemente es una buena iniciativa de marketing por parte de Metrovías. Al fin y al cabo, debían instalar cámaras de seguridad en todas las estaciones, y la manera más eficiente y económica es hacerlo con modelos IP que se conecten directamente a Internet. Igual, desde mi Palm TX aprovecho de vez en cuando para actualizar Twitter cuando estoy en el subte…

Anuncios