Estoy en pleno regreso a Buenos Aires. Llueve en Santa Cruz, y otra vez LAB nos tiene malas novedades. Como conté en Cronica de un vuelo en LAB, el relato del viaje de ida en Lloyd Aéreo Boliviano en la ruta Buenos Aires – Lima, la vuelta también aparece como problemática. El horario de salida de Lima era las 2:30 de la mañana del martes. Salimos a las 3. No es un gran retraso, lo sé. El vuelo no es directo; había una escala en Santa Cruz. Mi hoja de ruta marcaba que el vuelo desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, debía salir a las 9:45. Ya en Lima me avisaron que el horario se retrasaba para las 11:15. Pero ahora, al llegar aquí, veo que el retraso es mayor, y que el tablero marca las 13 horas como hora de salida para Buenos Aires. Al igual que a la ida, volvemos a tener una gran demora aquí. Más allá de que volé por LAB porque los pasajes eran mucho más económicos, me pregunto cómo harán ahora, que Gol ha comenzado a volar entre Buenos Aires y Lima por precios aún más bajos que LAB. Si estos retrasos se siguen manteniendo, veo bastante problemático que puedan mantenerse de manera competitiva en el mercado.

Por cierto, los pasajeros que van hacia Buenos Aires están bastante enojados, y ya protestaron bastante. Pero todo parece indicar que nada va a pasar por mucho que se patalee. Habrá que esperar, nomás. Iré actualizando, gracias a que el aeropuerto de Santa Cruz tiene WiFi gratuito. A ver cuando aprenden en Ezeiza, Buenos Aires, y en el Jorge Chávez, en Lima, que cobrar 2 ó más dólares la hora por una conexión inalámbrica a Internet no tiene sentido. Dejen trabajar :).

Con suerte, llegaré a Buenos Aires a las 18 horas -debía estar a las 13:30 horas. O sea, unas 16 horas después de salir de Lima. Sigo entrenando para el viaje a Europa :P.

LAB alimenta a sus pasajeros

Actualización: como la demora viene para largo, el personal de LAB nos sirvió un refrigerio consistente en una gaseosa y un sandwich. En teoría deberíamos salir a las 13:30 hora boliviana, pero nadie se atreve a asegurarlo. Veremos que pasa en un rato…. La foto de al lado ilustra ese momento.

Actualización 2: finalmente el vuelo salió pasada las 15:30 horas de Bolivia. Previamente, hubo bastantes problemas cuando los pasajeros comenzaron a protestar por la falta de información sobre el vuelo y la larga demora. Debajo está un breve fragmento de lo que pasaba en la puerta de embarque:

Un ratro después de estas quejas en la zona de embarque, una buena cantidad de los pasajeros se fueron a protestar a los mostradores de LAB, en el área de vuelos nacionales, para lo cual pasamos por la zona de migraciones (y no, nadie nos selló nada). Allí hubo problemas por peleas entre argentinos y bolivianos, lo cual fue más que lamentable. No sólo porque hubo insultos y expresiones condenables, sino también porque se corría el riesgo de perder de vista que el problema central, que era la incapacidad de LAB de informar a que hora salía el avión. Aclaro: no sé cuales fueron las expresiones de algunos de mis compatriotas que motivaron la reacción de otras personas en mostradores de otras líneas aéreas, porque estaba a varios metros charlando con otros trabajadores en el aeropuerto, pero no me sorprendería que más de uno se hubiera excedido con sus expresiones, lo cual no es aceptable.

Volvamos a LAB: lo cierto es que a la zona de embarque no llegaba ninguna autoridad de la aerolínea para contar que pasaba, a pesar de que el vuelo ya llevaba una demora de más de cinco horas, y sólo dejaron a una empleada que optó por llamar a seguridad. Lo sorprendente es que la seguridad nunca llegó. Esto no dejó de llamarme la atención, pero en las protestas en el mostrador de LAB la policía boliviana nuevamente no intervino, y se dedicó a mirar, tal vez un poco cansada de estas repetitivas manifestaciones de pasajeros airados. Es que este tipo de problemas, como me contaron otros empleados en mostradores de otras empresas en el aeropuerto (no aerolíneas, aclaro), se viene dando desde hace varias semanas (algo conté ya en la entrada pasada dedicada a este tema). El vuelo, por lo que dijeron otros empleados de LAB, no salía por “falta de combustible”. Ya hubo casos en los que vuelos de LAB fueron suspendidos porque la aerolínea no reunió el dinero para pagar el combustible (ver en esta entrada anterior).

En un rato subo el segundo video, con las protestas en los mostradores de LAB. Pocos minutos después de esas quejas, apareció el combustible y partimos desde Santa Cruz de la Sierra.

Actualización 3 (y última): el video de las protestas en los mostradores. Aquí estaban aún en una etapa un poco más pacífica, pero un rato después las cosas se pusieron más espesas.

Anuncios