Cuando encontré la cita al artículo, lo primero que pensé es que se trataba de una leyenda urbana o algún texto de esos que llegan por cadenas de mails. Pero me puse a chequear en la Red, y encontré una nota en The Dallas Morning News, que cuenta la existencia de un particular tour en México: ser un inmigrante ilegal por un día. O sea, cruzar la frontera “como lo haría” un inmigrante, pero como parte de un tour planificado. Claro, eso no se hace en la frontera real, sino en un parque ubicado en el Estado de Hidalgo, a 150 kilómetros de México.

No deja de ser impresionante que, en un país donde miles de personas buscan cruzar todos los meses la frontera de manera ilegal, otros opten por vivir experiencias similares, pero pagándolas, y sin comprometer su seguridad

La nota de The Dallas Morning News la pueden leer en este enlace (en inglés). La noticia la vi en Windows Seat, el blog corporativo de Travelocity.

Anuncios