Pueden preocuparse: desde hace varios años, las autoridades federales estadounidenses vienen dando a cada viajero internacional una calificación de “potencial terrorista”, en base a datos como los destinos que había visitado, el precio que pagó por el pasaje, e incluso el tipo de comida que ha pedido en el vuelo. La noticia fue publicada por la agencia Associated Press, y se puede leer en USA Today.

La próxima vez que viajen para Estados Unidos, ojo con lo que piden para comer o tomar en el avión… (Gracias José por el dato).

Anuncios