Edicion del 15 de diciembre de 2006: que se publicaba en Blog de Viajes hace…

…1 año: Las naciones como marcas. Un análisis sobre la marca país de Brasil.

2 años: TravelBlogs en Bootsnall. Una revisión de los blogs sobre viajes disponibles en Bootsnall.

3 años: Movilidades. Una breve revisión del concepto de movilidad en las ciencias sociales.

Anuncios

4 comentario

  1. Estimado Jorge,

    Una de las ventajas de este tipo de mensajes recordando la historia pasada del blog es que para los que llevamos poco tiempo acompañándolo nos sirve para descubrir temas interesantes que ya habías tratado.

    A lo mejor ya has visto que hace poco le di un buen repaso en mi blog a la lamentable página de la Embratur. Y una cosa que se me quedó en el tintero fue lo de las caras pintadas. Yo fui menos sagaz que tú, y solo después de leer tu texto me di cuenta del significado de los colores en las caras. Como tú, barajé las mismas hipótesis: equipos de fútbol, algún festejo popular, y vaya usted a saber qué más. Pero no llegué a ninguna conclusión. Desde luego, lo de esa gente de la Embratur es para colgarles una medalla.

    Un abrazo,
    Tony

  2. Vi tu post sobre la pàgina de Embratur, y me parece que tus crìticas dejan ver el escaso cuidado que muchos paìses en Amèrica latina tienen por los sitios oficiales de turismo. El de Argentina, te aseguro, no es mucho mejor…

  3. Sí, tienes razón, Jorge, el sitio de la Secretaría de Turismo tampoco es para echar cohetes.

    Es interesante, porque observo como en algunos casos las autoridades locales le dan un auténtico baño a las nacionales a la hora de promover el turismo. Ocurre con el sitio de la Ciudad de Buenos Aires, y también y con el de São Paulo también (http://www.cidadedesaopaulo.com/), que sin ser una maravilla es infinitamente mejor que el de la Embratur.

    En lo que en Argentina podéis estar orgullosos es en la atención que se da a los turistas en las oficinas de turismo. En mi última visita a Buenos Aires pasé por las Secretarías de las provincias de Tierra del Fuego y de Santa Cruz, que era las que me interesaban en ese momento (y están muy cerquita la una de la otra, en el Retiro), y te puedo asegurar que no me podían haber atendido mejor. Me dieron todo tipo de información y folletos, con una actitud que me hizo sentirme realmente bienvenido. En la oficina de la Secretaría de Turismo de la Nación también me atendieron muy bien.

    No hay cómo comparar esta situación con la brasileña porque aquí simplemente no existen las oficinas de turismo tal y como las entendemos en el mundo hispanohablante. Existe algún puestito aquí y allá, con algún folletito y mucha publicidad, y poco más. A lo mejor por eso el mercado editorial brasileño es tan boyante en lo que se refiere a guías de turismo (creo que te referías a esta realidad en algún post hace unos meses). Hay una gran necesidad de suplir la ausencia de información turística proveniente de las autoridades de turismo.

  4. Mi experiencia en Brasil con las oficinas de turismo es diversa. En la oficina de Porto Alegre no logramos que nos atendieran, pero en Curitiba nos atendieron muy bien. En Niterói también, aunque para desgracia de esa zona de Río por allí no hay tanto para hacer, salvo visitar el museo de arte moderno.

    La abundancia de guías y revistas de viajes en Brasil también es una consecuencia de la existencia de un mercado enorme, como no hay otro en América del Sur. Encima, son los únicos que hablan portugués, con lo cual tienen una notable producción propia. Y que me da bastante envidia, debo reconocer :)

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: