Un par de décadas atrás, Mafalda estaba preocupada: mil millones de chinos estaban trabajando mientras ella dormía. Pero los chinos, lentamente, se están transformando en uno de los temás relevantes del mercado mundial de turismo. La razón es simple: a medida que la economía de ese páis crece, cada vez son más los habitantes de esa nación que viajan al exterior. En 2003 salieron de China 20 millones de turistas; en 2004, 31 millones. Para 2020 se estima serán más de cien millones. La cifra es impactante si se tiene en cuenta que en la actualidad se calcula que unos 800 millones de personas hacen viajes internacionales todos los años.

Las estimaciones pertenecen a la Organización Mundial del Turismo, que realizó un informe para analizar el impacto futuro de la salida de turistas chinos a destinos internacionales. De todas maneras, el informe completo sobre este tema recién se presentará el año que viene. El comunicado de prensa se puede leer en este enlace (en inglés).

Anuncios