Bolivia es un país con muchos atractivos interesantes para los viajeros. Pero la precaria infraestructura de caminos y de transporte en muchas regiones del país espantan a mucha gente. En los últimos 15 años, la cantidad de turistas que arribaron al país se duplicó; ahora son 400 mil al año. Hoy la actividad es la tercera fuente de ingresos del país, con 200 millones de dólares de recaudación al año. Y esto, a pesar de que el año pasado las inversiones públicas y privadas en turismo apenas totalizaron los 400 mil dólares. Me pregunto cuanto podría haber crecido el turismo en Bolivia de haber más difusión de sus lugares, y una política estatal bien planificada.

Más datos en Los Tiempos (Cochabamba), y La Patria (Oruro)

Anuncios