Para muchas personas, el constante crecimiento de la cantidad de turistas en todo el mundo son buenas noticias. Pero para otros no tanto. Desde hace meses, está comenzando a darse un fuerte debate sobre la contaminación ambiental provocada por los aviones. Habíamos hablado del tema en El costo ambiental de las lineas aereas, y ahora un artículo publicado en AlterNet trae de nuevo la problemática a la agenda. Si se tiene en cuenta que en los pasados 40 años el transporte aéreo ha crecido a una tasa de 9% anual, veremos que el tema se irá haciendo cada vez más grave. Las crecientes emisiones de dióxido de carbono emitida por los aviones nos irá llevando de a poco a una discusión más compleja: cómo limitar nuestra movilidad para no afectar definitivamente el equilibrio ecológico del planeta. Y pone un claro límite a la posibilidad de expansión de las líneas aéreas para los próximos años.

¿Cuánto tiempo tardará este tipo de problemáticas en saltar a las agendas políticas? El crecimiento constante del turismo mundial depende de la mayor oferta de vuelos, algo que no podrá sostenerse en el tiempo. ¿Para cuando comenzaremos a ver los primeros problemas?

Anuncios