Los aeropuertos se han convertido, como todos saben, en un verdadero campo de batalla contra esa figura imprecisa que son “los terroristas”. Ahora, leo en la BBC que en un aeropuerto en Hungría están testeando un sistema de tagging de pasajeros. O sea, marcar su paso por dentro del aeropuerto para controlarlos de manera más sencilla. ¿Y cómo se hace esto? Con una combinación de chips RFID, que pueden emitir ondas de radio, y cámaras panorámicas ubicadas en todo el edificio. Cuando los viajeros hacen su check-in, a cada pasajero se lo otorga su chip RFID, con el cual puede ser seguido por todo el lugar. ¿Esto es una pesadilla del futuro? El sistema, en realidad, ya está en testeo en el aeropuerto de Decebren en Hungría. Y por ahora, están analizando como superar algunos problemas, como por ejemplo que los pasajeros intercambien entre sí los chips, o éstos puedan ser robados.

Se puede leer más en esta nota de la BBC. Llegué al artículo vía New Mobilities.

Anuncios