Puerto de Mar del Plata

Para todo aquel que va a Mar del Plata, pasar por el puerto es casi obligatorio. Existe una zona llena de restaurantes, que se especializan en pescados y mariscos. Como además todo está fresco, se transforma en un sitio muy interesante para quienes gustan comer bien. En nuestro caso, optamos por por una especie de picada de diferentes pescados y mariscos fritos, que compramos en el Patio Gallego. Costó 22 pesos, y tienen la foto aquí al lado. Estaba muy rico, y la cerveza acompañaba muy bien. Estuvimos también en Minipez, donde las rabas estaban muy ricas. Hay varios restaurantes más. Y al menos en épocas que no son de temporada alta, se pueden encontrar algunas ofertas. Supongo que en enero no debe ser tan fácil hallarlas, porque para ese tiempo la demanda sobra.

Algo de pescado y frituras en el puerto de Mar del Plata

La zona del puerto, además, tiene una zona de comercios para comprar souvenirs y diferentes conservas de pescados. Esta parte es conocida como “La Banquina”, y en los meses de verano, cuando la ciudad explota de turistas, está siempre llena de gente. Cerca, además, se encuentra la lobería, donde se puede encontrar una colonia de lobos marinos macho. A esa zona de la ciudad se llega muy fácil desde el centro, en transporte público. El boleto cuesta 1.10.

Aquí tienen un breve video de un “espectáculo” con un pobre lobo marino, pensado para que los turistas puedan sacarse fotos con ellos. La música, otra vez, es parte del ambiente, y no ha sido puesta allí mediante edición.



Llegó la hora de hablar del alojamiento
. Durante varios días, estuvimos viendo en Internet hoteles de tres y dos estrellas en Mar del Plata. Como el fin de semana de paseo era el regalo de cumpleaños de mi esposa, estábamos un poco más exigentes que de costumbre. Para alguien que ha dormido en hoteles donde al levantarse me encontraba todo picado por las pulgas, o en otros de cinco estrellas en viajes de trabajo, era toda una experiencia nueva. Tras buscar un buen rato, hallamos que casi todas las opciones estaban en precios que iban de los 100 a los 130 pesos argentinos (de 33 a 43 dólares, aproximadamente) aunque algunos llegaban a los 160 pesos si tenían vista al mar -también había algunos ejemplos de precios por debajo de ese promedio. Tras evaluar alternativas, nos quedamos con el hotel Punta del Este, en la calle Moreno al 2500, en una zona bastante céntrica. Si pagábamos en efectivo, el costo era 181 pesos las dos noches. Era un precio muy conveniente por un tres estrellas, y reservamos.

El Punta del Este es un hotel bastante viejo, aunque remodelado. La habitación que nos tocó era bastante pequeña, y con vista a un pozo interno. Tienen WiFi, pero sólo en algunas zonas públicas, como el lobby. Por suerte, un generoso hotel cercano -me reservaré su nombre- tiene su WiFi abierto, y nos pudimos conectar perfectamente con nuestra notebook desde nuestra habitación en el quinto piso. A pesar de que la calidad de la señal era apenas regular, la velocidad de navegación era superior que en el lobby del hotel, donde la señal era excelente. O sea, el WiFi del Punta del Este no es muy veloz que digamos. La atención por parte del personal es muy buena, aunque otros huéspedes tenían quejas varias. Si lo pides, te llevan un muy completo desayuno a la habitación -está incluido en el precio, e incluye café, yogur con cereal, jugo, ensalada de frutas, tostadas y medialunas- y es posible quedarse hasta las 17 horas -en vez de tener que irse al mediodía- si hay disponibilidad de habitaciones. El precio más económico va por el lado de la infraestructura: habitaciones más bien pequeñas, muebles bastante antiguos, un colchón no demasiado cómodo, y la ropa de cama un tanto vieja. Por el precio, el servicio es razonable, sobre todo por la atención por parte del personal, aunque sería mejor que renovaran más algunas cosas en las instalaciones.Y por cierto, la página Web pide a gritos una renovación; su estética Geocities de 1999 ya está muy anticuada.

Desde ya, cualquier entrada de este blog se completa con la opinión de los lectores.Si quieren agregar informaciones sobre hoteles en Mar del Plata, pueden hacerlo en los comentarios.

Anuncios