En este blog hemos hablado en algunas ocasiones de la cadena de cafeterías Starbucks, muy popular en Estados Unidos, y con presencia en algunos países de América Latina (por ejemplo, aquí y aquí). Y en estos días ha comenzado a aparecer en los medios algunas notas sobre la intención de su representante en esta parte del mundo, la empresa mexicana Alsea, de abrir locales en Argentina. Por ahora hay poca información al respecto, pero el director corporativo de finanzas de Alsea, Diego Gaxiola Cuevas, le confirmó a la revista de negocios argentina Apertura que hay intenciones firmes al respecto. Pero nada de precisiones sobre fechas de apertura o posibles estrategias a desarrollar en el país.

Alsea es responsable, en parte, del lanzamiento de Starbucks en Brasil, en sociedad con Starbucks Internacional y un grupo brasileño. Allí tampoco está tan claro como será el lanzamiento, previsto para abril o mayor del año que viene, pero había rumores de que, para bajar los costos, el café se serviría en tazas, en vez del conocido vaso de cartón que se usa en Estados Unidos. Y muy posiblemente, ese sea un modelo a copiar si la cafetería se lanza en Argentina. Por ejemplo, en Lima Starbucks es un clon del modelo estadounidense a tal punto que todo -vasos, servilletas, etc- están traídos de Estados Unidos. Tal decisión impacta en los precios. Así, mientras en el norte la cadena de cafeterías es bastante masiva, en Lima apunta al sector alto y medio alto, con locales en zonas de San Isidro, o en el óvalo Gutiérrez, zonas de alto poder adquisitivo. La empresa también está presente en los mercados de México y Chile, pero de allí no hablo porque no conozco el caso.

Usar el modelo que se usa en Lima daría, simplemente, costos muy altos para el entorno argentino. Con un peso bastante subvaluado con respecto al dólar, sobre todo en relación al resto de las economías latinoamericanas, los precios de los cafés, si todo se trae importado, dejaría fuera de toda competencia a Starbucks. Así que seguramente el lanzamiento de la cadena tendrá que reformular una serie de cosas para salir a la pelea en Buenos Aires. Para hacer más complejo el panorama, la ciudad está llena de cafés, y en los últimos años han salido algunas cadenas en el sector que copian algunas características del modelo Starbucks, como Aroma y The Coffee Store. Eso sí: el café se sirve en taza.

¿Cuánta viabilidad puede tener el futuro de Starbucks en el mercado argentino?
Veremos que tantas adaptaciones se puede hacer al modelo local para hacerlo viable económicamente y con precios que, si bien seguramente serán más altos que la mayor parte de las cafeterías, no sean inaccesibles.

Anuncios