Hace un par de días escribía en este blog sobre la creciente tendencia de muchas empresas del sector turístico a encarar acciones de marketing que se centraban en Internet y pasaban por alto a los medios tradicionales. Y en estos dos días he encontrado dos ejemplos interesantes.

El primero es la publicación, por parte de la cadena Starwood, dueña de marcas como Sheraton, de una serie de videos en YouTube y Google Video. Como cuentan en una nota del periódico estadounidense Seattle Post-Intelligencer (y visto en Hotel Marketing), se trata de siete videos, claramente identificados como producidos para Starwood, que “dramatizan” una serie de historias ligadas con las propiedades hoteleras de la empresa en Hawaii. Aquí un ejemplo:

Aún cuando los lugares de filmación muestran con bastante detalla las instalaciones de uno de los hoteles de la firma en Hawaii, no hay tanta mención de la marca Starwood como se podría esperar con una publicidad más tradicional, o incluso en esos programas turísticos de la televisión por cable, donde hay más “publinotas” que periodismo.

El segundo ejemplo es el reciente lanzamiento de Clickair, una línea de bajo costo que es, en parte, propiedad de Iberia. Recientemente pusieron en venta 100 mil pasajes a todos sus destinos a un precio muy bajo: 5 euros. Con impuestos, el precio final anda en los 45 a 50 euros. Lo interesante es que decidieron, ya que la oferta es tan atractiva, no hacer ningún tipo de publicidad tradicional, y sólo publicar la oferta en su página Web. En las primeras once horas de funcionamiento del programa de ofertas, ya habían vendido 10 mil de los pasajes.

Obviamente, este tipo de tendencias hace rato que viene siendo observadas por los responsables de marketing y publicidad de los grandes medios. Veremos ahora qué tipo de propuestas de valor harán en el futuro los medios tradicionales como las revistas, diarios y televisión para no perder parte de la torta de anunciantes del mercado turístico.

Anuncios