¿Cómo funciona el “boca a boca” entre los turistas? Semejante pregunta es, desde ya, parte de los desvelos de la industria turística. El hecho de que “igual” recomiende algo, y no un agente de la industria de viajes, es siempre algo atractivo. Se ve a esa recomendación como movida por un ánimo de ayudar, y no de comerciar. El éxito de los blogs sobre viajes seguramente se basa en esa sensación de “igualdad” entre el blogger y el lector.

Pero esta pregunta sobre el “boca a boca” surgió de un punto que noté en los últimos meses de manera personal. Por razones familiares, suelo recibir en Buenos Aires a personas que llegan desde Perú y que se quedan unos días en plan turistas. Y noto que la mayoría de ellos llegan con una serie invariable de recomendaciones, que no parecen depender de las guías de viajes. Listo algunas de ellas:

  • Ir a Siga la Vaca, una parrilla de Puerto Madero que sirve a la manera de “tenedor libre”. O sea, se puede comer hasta reventar. No es económico, pero por la cantidad de carne que hay disponible, no aparece como caro.
  • Ir a Once a comprar ropa. Se trata de una zona más bien económica, con muchos negocios, la mayoría de confección propia.
  • Llevar de regalo cajas de alfajores Havanna. Por razones históricas, los alfajores son muy comunes en Argentina, pero no tan usuales en el resto de América Latina -bueno, en Uruguay también son muy usuales. Las preferencias de los turistas peruanos son los de chocolate, aunque por experiencia siempre he visto que en Argentina se privilegia los de dulce de leche.
  • Búsqueda de outlets de ropa, como los de la Calle Córdoba.
  • Lugares para comprar cuero, como la calle Murillo.
  • Ahora se me ocurren estos tres, que seguramente a más de uno de mis lectores le sonará a lista bastante arbitraria. De hecho, no quiero que sea extrapolada a, por ejemplo, cualquier turista, peruano o no, que llegue a Buenos Aires. Pero mi idea no es afirmar ninguna tendencia, sino más bien reflexionar sobre las particulares formas que adopta el “boca a boca”, y como las recomendaciones sobre destinos que se reproducen socialmente. ¿Qué tipo de cosas les han recomendado a ustedes cuando han viajado? ¿Les prestan atención a esas cosas? Yo por lo general averiguo algunas cosas puntuales, pero me he dado cuenta que, por lo general, cuando llego a un lugar, más bien consulto con la gente del lugar, y recién ahí me pongo en movimiento. Lo cual, seguramente, no es más que otra de las formas que adopta el “boca a boca”…

    Anuncios