Un estudio realizado en Holanda por la Leiden University Medical Centre encontró que de 2000 pacientes entrevistados para el trabajo, y que habían sufrido trombosis por primera vez, 233 habían viajado más de 4 horas en las ocho semanas previas al trabajo. Las trombosis se producen por la presencia de coágulos en la sangre, y estudios anteriores ya habían mostrado relación entre este tipo de afecciones y el hecho de viajar muchas horas sentados, en particular en lugares poco cómodos, como las clases turistas de los aviones. El riesgo de sufrir trombosis se incrementa por 10 en el caso de los obesos, y por cuatro en las personas que miden más de 1,90. Por suerte, yo sólo mido 1,87 :P

La noticia la pueden leer en The Times (en inglés). Sobre la trombosis pueden ver un resumen muy sencillo de leer en la Wikipedia.

Anuncios