La crisis economica de la linea aérea de bandera de Bolivia, Lloyd Aéreo Boliviano (LAB), se sigue agravando. Mientras su principal accionista es buscado por la policía y está prófugo de la justicia -presuntamente, se encontraría en Argentina-, las autoridades bolivianas han ordenado la suspensión de los vuelos de la empresa a Estados Unidos, México y Panamá. El motivo es la falta de condiciones de los aviones.

El último domingo, un vuelo Santa Cruz – Miami debió ser suspendido luego de que LAB no pudiera reunir los 70 mil dólares de gastos en combustibles y otros insumos. Por ahora, los vuelos a Argentina, Brasil y Perú seguirán con normalidad, pero la situación de la compañía es realmente incierta.

Más en Los Tiempos (Cochabamba, Bolivia); Reuters; y La Razón (La Paz, Bolivia)

Anuncios