La primera vez que se visita Perú, no puede dejar de sorprender la enorme cantidad de restaurantes de comida china, llamados popularmente “chifas”. Sobre todo, en Lima, en donde se los encuentra en muchas partes de la ciudad. Lo más interesante del fenómeno es que, desde hace más de un siglo y medio, la comida criolla de la costa peruana y la tradición culinaria china han estado vinculándose activamente, y han dado lugar a una fascinante variedad de platos que ahora asociamos, sin vuelta, con Perú. Casos hay varios, como el lomo saltado, o el arroz chaufa.

Para quienes quieran conocer más sobre las largas relaciones históricas entre China y Perú en el campo de la comida, pueden chequear “La pasión por el chifa”, de Humberto Rodríguez Pastor (PDF), que se publica en el último número de la revista Sociedad. Muy interesante como introducción al tema, ya que narra la llegada de la corriente inmigratoria china al Perú durante el siglo XIX, y bosqueja las relaciones entre ambas tradiciones en el campo culinario. Por cierto, “chifa” es una derivación de “chifan”, que significa “ir a comer arroz” y que también era una expresión de los chinos para llamar a la mesa.

Por cierto, cada vez extraño más mi wantan frito de cerdo con salsa agridulce, uno de mis platos favoritos que busco apenas visito Lima. ¿Alguien conoce algún lugar de Buenos Aires que alguien conozca, y que sirvan esta delicia?

Anuncios