Desde hace varios años, Boeing viene trabajando en un servicio de acceso a banda ancha a Internet en los aviones. Para ello, creó una empresa llamada Connection, que se ocupó de desarrollar y vender el servicio a varias aerolíneas, donde se encuentra funcionando. Si bien en un principio el servicio parecía una buena oportunidad de negocios, lo cierto es que al parecer a las aerolíneas no les ha interesado demasiado, y pocas de ellas lo implementaron en sus vuelos. Además, el precio de 28 dólares por tener conexión a Internet durante todo el vuelo espantó bastante a los usuarios. El resultado es que ahora Boeing está buscando vender el servicio. Y en el caso de que no lo logre, podría discontinuarlo. No deja de ser un fracaso importante, ya que se estima que Boeing invirtió nada menos que mil millones de dólares para poner en marcha Connection. Y al parecer, con lo que ha vendido hasta ahora, a lo sumo podría recuperar 150 millones de dólares.

Página oficial del servicio
Más información en Online Travel Review; Airwise; GigaOM; y Reuters (todas las referencias, en inglés).

Anuncios