Ok, es broma. Pero cuando leemos artículos como el que Horacio de Dios ha publicado en el diario argentino La Nación este domingo, bajo el título “Mochileros, una especie en crecimiento”, nos dan ganas de preguntarnos: ¿cuál es la novedad sobre esto? Como parte del mercado de viajes, los mochileros son una parte importante desde hace muchos años. Frente a ello, sostener que son “una especie en crecimiento”, casi como si fuera una novedad, suena bastante tonto. Aunque, conociendo un poco el esquema de trabajo periodístico, debería aclarar que lo más probable es que el título no haya sido responsabilidad de De Dios, sino de algún editor. De todas maneras, la columna es una especie de compendio de lugares comunes y miradas esencialistas sobre “el mochilero”. Con frases como ésta:

Los marineros tenían una novia en cada puerto y ellos o ellas una/uno en cada locutorio.

O ésta:

A mi manera también hago un viaje de iniciación hacia un mundo diferente del que conocí de joven. Que es más real porque el presente es el jamón del sándwich entre un pasado que se desvanece y un futuro que sólo adivino. Sin olvidar que hasta mi nieta va al jardín de infantes con una mochilita.

Luego de la nota sensible, seguimos adelante con la programación de Blog de Viajes.

Anuncios