Se habla de que a partir de la irrupción de las tecnologías colaborativas en Internet, existe lo que se ha dado en llamar la “Web 2.0”. El potencial de Internet, de acuerdo a esta conceptualización, no es la capacidad de distribuir contenidos de manera económica, sino la de proveer a los usuarios de una plataforma colaborativa de construcción de conocimiento. Así, está cambiando la manera de disfrutar y obtener música -debido a que los usuarios construyen redes de intercambio de archivos- o incluso de hacer periodismo, a partir de la irrupción del llamado “periodismo ciudadano”.

¿Está pasando algo similar en el terreno de los viajes? ¿Internet está modificando la forma de hacer negocios en el mercado turístico? ¿Podemos hablar de Travel 2.0?

Veamos algunos de los cambios propiciados por la llegada de Internet al segmento de turismo:

  • Pérdida de importancia de los intermediarios. Si antes dependíamos muchas veces de agencias para adquirir pasajes o tours, hoy cada vez es más sencillo que, gracias a la Red, muchas empresas vendan directamente a los consumidores finales. En algunos casos, como en las aerolíneas de bajo costo, esto forma parte de su esquema de negocios.
  • Desaparición del boleto de avión. Aunque este proceso aún no esta terminado, se espera que en menos de dos años ya no haya más boletos en papel, sino únicamente tickets electrónicos que los mismos usuarios imprimirán.
  • Facilidad para encontrar información. El turista de hoy tiene una enorme cantidad de información disponible, que le permite comparar precios y estadías de una manera muy sencilla.
  • Integración de la cadena de suministros de las empresas aéreas. Como todas las grandes compañías, las empresas aéreas han deslocalizado buena parte de sus compras, y ahorran gracias al uso de Internet como forma de encontrar proveedores en todo el mundo.
  • El problema es que para hablar de “Travel 2.0”, por ponerle una etiqueta, habría que encontrar una dimensión colaborativa entre diferentes actores. Salvo la integración de las cadenas de suministros de las empresas ligadas con las aerolíneas -algo que han hecho firmas de muchos sectores, desde la informática hasta las de alimentos- me cuesta hallar usos colaborativos ligados al tema del viaje. Hay ejemplos muy puntuales, como Wikitravel o los sitios destinados a compartir información -lo cual, hay que reconocerlo, es una forma de colaboración un tanto limitada. ¿Habrá alguna forma en la cual Internet pueda cambiar de base el negocio del turismo, de la misma forma en que lo está haciendo con el periodismo o con la tercerización de tareas en muchas empresas? Mientras eso no suceda, difícilmente podamos hablar de una etapa 2.0 del mercado de viajes.

    Anuncios