Bahia de Guaratuba

A nuestro regreso desde Ilha do Mel al continente, teníamos que volver a Paranaguá desde el embarcadero de Pontal do Sul. El regreso, que creíamos muy tranquilo, se complicó por un pequeño problema: nos habían dado malos datos, y el viaje que pensamos tardaría 40 minutos, en realidad insumiría casi dos horas. El problema es que teníamos pasajes para las 18:30 horas para el micro Paranaguá – Porto Alegre, y recién llegaríamos a las 19 horas. Para nuestra suerte, el micro venía en camino, se retrasó, y llegamos a Paranaguá en el exacto momento en el que estaban cargando el equipaje en el bus. Fue una gran noticia, ya que los dos pasajes, comprados un par de días antes, habían costado 100 dólares; perderlos arruinaba buena parte de nuestra economía. En ese trayecto, que había comenzado tan accidentado, nos encontramos que al llegar a un lugar llamado Guaratuba, el micro cruzaba sobre una barcaza hacia el otro lado, en la localidad de Caiobá. El cruce tuvo un interesante agregado: un atardecer maravilloso, producto de un cielo nublado que se retiraba, y un clima muy cálido.

Atardecer en Guaratuba

A veces, apenas un detalle, o un poco de cielo, alcanzan para sacarte de encima cualquier dotación de stress que hayas acumulado durante el día. En tiempos donde los atardeceres, por abusos de la fotografía comercial y personal, son vistos como el resumen de lo cursi, no está de más el poder verlos, al menos alguna vez, como un buen reencuentro con la tranquilidad interior. O con la belleza del viaje. Claro que eso no impide reconocer un punto importante: han sido fotografiados hasta el hartazgo. Sólo en Flickr hay más de 280 mil fotos con el tag “Sunset”

Por cierto, la Bahía de Guaratuba se encuentra a no mucho tiempo de viaje de Paranaguá, en el estado de Paraná. La foto fue tomada el 2 de febrero de este año.

Anuncios