En Ilha do Mel, lo relevante no son las playas, ni su vegetación, ni la distancia, ni el sol. Lo importante es la experiencia de estar en un lugar que combina playas, vegetación, y la ausencia de autos y rutas. En Ilha do Mel se camina, se anda en bicicleta, y nada más. Lo que hay son senderos que ni siquiera tiene luz por la noche. Caminar por allí en las noches es imposible si no contamos con una buena linterna.

Praia de Fora

A la Isla de la Miel, como se diría en español, se puede llegar en barco desde dos puntos: Paranaguá y Pontal do Sul. Desde el primero, más cercano a Curitiba y punto de llegada del tren Serra Verde Express, el viaje tarda dos horas, y cuesta unos 11 reales. Para quienes conocen, se tratan de “lanchas” similares a que se usan el río Tigre de Argentina o el Amazonas peruano, un estado un poco más conservado. Desde Pontal do Sul se tarda media hora y se paga 6 reales, pero el problema es que para tomar micros de larga distancia hay que ir sí o sí a Paranaguá, que está a dos horas de viaje.

La ciudad importante más cercana a Paranaguá es Curitiba, pero se puede llegar en micro desde San Pablo, Río de Janeiro y Porto Alegre sin mayores problemas.

La isla tiene una cantidad importante de posadas, pero es lo suficientemente grande como para parecer siempre vacía. De hecho, las playas siempre tienen mucho lugar disponible, incluso en temporada alta. De noviembre a marzo, la demanda de alojamiento es mucha, en particular los fines de semana. Así que reserven de antemano, porque de otra manera se quedarán a dormir a la intemperie. Los precios van desde los 30 a 60 reales promedio por una habitación para dos personas con baño. Por lo general, las instalaciones en las posadas son más bien mínimas; las habitaciones por lo general incluyen ventilador -durante el verano el calor es casi insoportable.

Praia do Farol

A excepción de Praia Grande, todas las playas tienen aguas increíblemente calmas, en especial Praia do Farol. Da la sensación de estar en una gran piscina. Y la temperatura del agua es superior a la de zonas como Florianópolis.

En nuestro caso, nos quedamos en la zona cercana a Praia do Farol, y se desembarca en la zona conocida como Nova Brasilia. El otro punto de desembarque en la isla es Praia das Encantadas, pero allí no estuvimos. En esa parte también hay muchas posadas, pero hay menos barcos que a Nova Brasilia.

Hay realmente bastante cosas para contar de Ilha Do mel: recorridos, lugares donde alojarse, donde comer. Vamos a ir contando esos detalles durante la semana, a medida que tenga un poco más de tiempo para escribir. Paciencia :).

El faro

Anuncios