Curitiba tiene un problema: cómo atraer turistas, en un país donde muchos destinos exhiben muchos atractivos naturales. En tanto se encuentra en la sierra, lejos de las playas, Curitiba optó por enfatizar dos atributos ligados a la ciudad: su oferta cultural y su cuidado por los espacios verdes. A eso hay que sumarle una tercera propiedad: la de mostrar un sistema de tránsito notablemente ordenado, que se integra con una notable gestión del espacio urbano. Y en los últimos años, Curitiba tiene cada vez más viajeros de negocios y visitantes a sus convenciones, lo cual es un punto importante para el desarrollo turístico de la ciudad.

Linha Turismo, en Curitiba

Conocer Curitiba cuando apenas contamos con un día para pasear por la ciudad es algo bastante sencillo, gracias a la existencia de la Linha Turismo. Se trata de un servicio de ómnibus para turistas. Recorre los puntos más interesantes para conocer la ciudad, y los turistas pueden subir en cualquier punto, y por 15 reales, bajar hasta en cinco paradas. Las más populares son el Jardín Botánico, la Opera de Arame, la Torre Panorámica, y los parques que se encuentran más lejos del centro. El recorrido total son 44 km, que se puede hacer en poco más de dos horas si no bajáramos en ningún punto. Pero, desde ya, la idea es bajar en varios de ellos, así que la recomendación es que arranquen con el viaje en la mañana, y puedan recorrer Curitiba de manera tranquila. Cada parada está perfectamente señalizada, como pueden ver en la foto que se encuentra al lado. Arrancan a las 9 de la mañana en Praça Tiradentes, en el centro de la ciudad. Pueden ver más sobre la Linha Turismo en su página oficial -en portugués. La información incluye el primer y último horario por el que pasa por cada punto.

Jardin Botanico

La Linha Turismo es una de las muestras de la cuidadosa planificación urbana de Curitiba, una ciudad que hoy es famosa en toda América Latina por su solución al problema de tránsito urbano. Por cierto, existe además una línea que circunvala el centro de la ciudad, y que es muy útil para ir hasta la terminal de micros, y la estación de tren hacia Morretes – Paranaguá. Desde este último punto sale el Serra Verde Express, que tiene un espectacular recorrido por la sierra. Pero de eso hablaremos en una próxima entrada.

En nuestra muy breve estadía en Curitiba, nos hospedamos en el hotel Garden. Por un precio muy razonable de 66 reales la habitación doble, tienen un servicio adecuado. Te reciben con una gingibirra, una gaseosa local hecha con gengibre, y el personal es muy amable y servicial. No tiene mucha atmósfera, pero al fin y al cabo es un hotel, no una posada o un hostel. Pero por el costo, vale la pena. Al menos en la época del año en que pasamos por allí, en los primeros días de febrero, el hotel estaba casi vacío. Incluye desayuno en la planta baja, que es bastante abundante -y es autoservicio. Comienzan a servirlo bien temprano, lo cual es importante si tenemos pasajes para el tren hacia Paranaguá.

Opera de Arame

En la Rúa das 24 horas hay una oficina de turismo, donde siempre podrán encontrar a alguien para atender sus dudas. Hablan portugués e inglés. No había atención en español, al menos cuando pasamos nosotros.

En particular, el día que pasamos allí fue espantosamente caluroso, pero eso no es tan común. De hecho, el invierno allí es particularmente frío para los estándares brasileños.

Rua das 24 horas

Alguien me comentó cuando volví del viaje: “sos la primera persona que conozco que va a Brasil y visita la sierra”. Efectivamente, al menos aquí en Argentina, la única razón que parece existir para visitar Brasil es quedarse largas horas en la playa. Pero llegarse hasta Curitiba y dedicarle al menos un día, mientras se espera para tomar el Serra Verde Express, vale la pena. Realmente me hubiera gustado pasear más por allí, pero perdimos buena parte de la mañana en la búsqueda de reservar alojamiento en la Ilha Do Mel, y luego tuvimos que dejar la Linha Turismo más rápido de lo que hubiéramos querido porque nos cerraba la lavandería -ya saben, a veces no te queda ni una muda de ropa limpia…

Por cierto, Curitiba tiene bastante recursos online para los turistas, que se pueden ver en la página Viaje Curitiba.

Anuncios