Lo reconozco: soy un usuario de guías de viaje. Me encanta leerlas antes de viajar, chequear cuál va a ser el recorrido que voy a hacer, ampliarlas con anotaciones varias en los costados. Pero me entra una duda: ¿cuánta gente se preocupa por comprar o conseguir guías antes de viajar? Si viajaron por América Latina, más de una vez habrán visto grupos de gringos, cada uno con su Lonely Planet en la mano. En cambio, muchos latinoamericanos viajan así nomás, y consiguen la información como pueden. ¿Por qué creen que no compramos guías? ¿No tenemos dinero? ¿Las guías en español son de mala calidad? ¿Somos unos improvisados?

Leo sus opiniones en los comentarios, claro. Es que a veces tengo dudas sobre escribir sobre guías, porque me da la sensación que, al menos en este lado del mundo, a nadie le interesa el tema…

Anuncios