La semana pasada, publicamos aquí la noticia de que el staff de Lonely Planet había elegido a Argentina como el destino más interesante para visitar durante 2006. Originalmente, la fuente fue El Sur, como consigné cuando publiqué el texto. La encuesta había sido realizada por el diario estadounidense The Atlanta Constitution. Ahora, me encuentro con que la agencia oficial argentina Télam levanta la noticia una semana después de que la publicáramos aquí, pero sin citar ninguna fuente. Encima, ponen datos erróneos, y dicen que la encuesta se publicó en el sitio de Lonely Planet, cuando no es así. Mi pregunta es sencilla: ¿justo andaban mirando The Atlanta Constitution y de casualidad se encontraron con la noticia? ¿Es malo citar las direcciones verdaderas donde hallaron la información? Que un simple blog hecho por apenas una persona publique una información una semana antes que una enorme empresa con muchos empleados creo que debería preocupar a más de uno. Pero que no citen las fuentes donde leyeron la noticia, simplemente, va en contra de las normas del periodismo. Al menos, citen la fuente original real, como The Atlanta Constitution, o el blog en donde leyeron por primera vez la información -en este caso, El Sur, en inglés, o este blog, en español.

Anuncios