Un interesante informe publicado por Travel Distribution News (en inglés) predice para este año una fuerte consolidación del mercado europeo de líneas de bajo costo. En la actualidad, más de 50 empresas de ese tipo operan en esa parte del mundo, y lo más probable es que muchas de ellas quiebren en el corto plazo. Las razones: la porción del mercado que han captado estas firmas ya no puede crecer más, y ahora se hace imperioso mejorar los márgenes de ganancias. Frente a ello, sólo sobrevivirán aquellos que hayan alcanzado una escala tal que les permita vender grandes volúmenes de pasajes, como Ryanair o EasyJet. Para el resto, parece que el panorama es bastante negro.

Anuncios