Skip to content

Oposiciones y viajes

¿Se han dado cuenta que quienes se definen como viajeros se la pasan contraponiendo las cosas que hacen para diferenciarse con los turistas, mientras que a los turistas lo que los viajeros hagan ni les interesa?

Anuncios

9 thoughts on “Oposiciones y viajes Leave a comment

  1. creo que es falta de consciencia, si ves la realidad a partir de un interes exclusivamente personal o desde una mirada colectiva, algo tendría que ver con cuanto tiempo disponés y que concepción del trabajo tmb, a veces el mismo desempleo te lleva a no querer dejar un laburo para emprender un viaje con tiempo suficiente para recorrer o simplemente apuntas a tirarte panza arriba en un espacio x elección, asi como los pensadores de izquierda cuestionan el statu quo/regimen/sistema/desigualdades, a los grupos dominantes/clases mas pudientes/ricachones no les interesa lo que hagan los pobres
    me fui de mambo jeje

    ahora en serio, cuál sería la diferencia entre un viajero y un turista? lo digo desde la ignorancia, saludos jorge un abrazo

  2. Hoo… muy cierto, pero pienso que aquí entra la frase esta (que no se en que lugar leí) que habla a muchos respectos:

    “Tal vez no sepa exactamente lo que quiero ser, pero al menos si se lo que NO quiero ser”

    En cuanto a viajar y ser viajero –dos cosas distintitasdesde el punto de vista muy ideológico-, pienso que poco tiene que ver nuestra situación económica y social, en el hecho de decidir la “forma” o el “modo” en que viajamos. Y digo que poco por el hecho que me he encontrado a extremos de lo que se consideran “clase social” (no se que tan bueno sea catalogar así a la gente, pero solo es para darnos una idea) viajando de modo contrario a lo que podríamos suponer, fuera lo mas lógico, dadas sus circunstancias.

    Puede ser, de mientras, pido escepticismo y libertad.

  3. Yo siempre pensé que la opsición viajero -turista no era demasiado interesante. Por un lado, porque es una forma de ciertas personas, que se autodenominan viajeros, de legitimar sus prácticas. O sea, dicen “yo sí sé viajar, no como los turistas”. En ese discurso, el viajero necesita del turista como su contraparte negativa, porque de otra manera no podría presentarse a sí mismo como mejor que los demás. Por lo tanto, no me parece muy adecuado asumir un discurso de sentido común que tiene un objetivo tan interesado en favorecer a algunos.

    En segundo lugar, creo que hay ciertas formas de viajar que socialmente son aceptadas como de “viajeros” y “turistas”. Sin embargo, una misma persona puede mezclarlas en sus experiencias de viaje. Un “mochilero”, generalmente puesto del lado del viajero, puede pasarse varios días recorriendo zonas poco “turísticas”, y un par de semanas después estar tirado descansando en una playa, algo típicamente calificado como “turístico”. Lo que hay, en todo caso, son formas de viajar.

  4. Probablemente ese esfuerzo que los autodenominados viajeros hacen se vincule con la denominación de viajero construida y autoimpuesta por éstos mismos, que requiere una permanente diferenciación con la de turista. En cambio, uno ve que el turista no incurre en demasiados esfuerzos para definirse como tal o para diferenciarse de sus “opositores” viajeros. Simplemente se deja llevar, cámara al cuello, por lugares indiscutidamente denominados “turísticos”, luego de haber comprado paquetes “turísticos” a medida. ¿Ausencia de reflexividad sobre sus prácticas o sentido común legitimado?

  5. Si tengo que hipotetizar algo, más bien diría que se trata de la aceptación de un sentido común legitimado, por el cual se toma tal cual una clasificación del destino que define que merece ser conocido y que no. Aunque los viajeros caen más seguido de lo que parece en esas clasificaciones de sentido común que por lo general tienden a vincularse con el turismo.

  6. La diferenciación entre viajero y turista me parece tan snob y superficial…y peor me parece entenderlas como una cuestión ideológica…todo se trata de viajar y conocer ¿Qué pavada es esa falsa oposición?

  7. Que la oposición viajero – turista a uno le parezca una pavada es una cosa. Pero no se puede dejar de reconocer que mucha gente la usa para referirse a sus propias prácticas de viaje. Entonces esto no es un problema de opiniones; se trata, ante todo, de relevar imaginarios socialmente utilizados para hablar sobre el viaje y el movimiento.

  8. Valla que se ha antojado todo esto muy interesante, y que lo que dice Juan Cruz me parece muy interesante.

    Me queda claro que todas las personas que tenemos el gusto por viajar, de disponer cierto tiempo y dinero, alejarnos de lo “conocido y seguro” y encaminarnos en busca de nuevos horizontes, lo hacemos por muy distintas causas. Veo que hay quienes viajan por ponerse a prueba, por analizar, por recavar información, por adentrarte y empaparse lo mas que puedan de otras costumbres, otras culturas y otras gentes y sobre todo, por ampliar mas s criterio y sus horizontes, resumir todas las cosas por las que has pasado, la gente que has conocido, las situaciones que pensaste peligrosas, las cómicas, donde perdiste la cámara y la libreta de apuntes que tanto atesoras y decir que pasaste por todo eso únicamente por el gusto de “viajar y conocer” no se, se me hace demasiado general tal afirmación, valida hasta cierto punto, no lo niego, pero tan general y falta de motivo, en fin, aunque definitivamente mucha gente viaja por tal motivo, esto es, únicamente por acumular una larga (y valida) lista de destinos a los cuales fue, por decir en la conversación “ha si, ya fui ahí” “si, acabo de estar ahí el mes pasado”, “si también fui” no critico a quienes lo hacen, realmente tal cuestión no me interesa y no viene al caso, pero creo ahí esta una diferencia (una mas) que afecta directamente el modo o la forma de cómo decidas moverte, un muy buen distintivo entre el clásico de clásicos: Turista vs. Viajero.

A %d blogueros les gusta esto: