El ex palacio de Saddam Hussein se ha convertido en un lugar de visita para turistas y residentes de Bagdad, de acuerdo a lo que informa el People’s Daily (en inglés). Más allá de que esto funciona casi como una “nota de color” para los medios, me pregunto: ¿cuántos turistas están visitando Irak en estos días? Para ser sincero, no creo que muchos se arriesguen por ahí, salvo que tengan ganas de pasársela encerrados en el hotel.

Anuncios