Ayer estuve en la presentación de Stay in Touch, un servicio desarrollado por la cadena hotelera Starwood -los dueños de la marca Sheraton. Se trata de una herramienta que, a partir de las posibilidades de conectividad móvil que brindan las Palm Treo 650 y la plataforma GPRS -el estándar de transmisión de datos de GSM- permite a los huéspedes del hotel estar conectados todo el tiempo con el establecimiento donde se alojan. La idea: lograr sistematizar toda la información que el hotel suele dar a los visitantes en una única plataforma, y de esa manera evitar toda la maraña de papelitos y avisos varios.

¿Qué es lo que ve el turista? En la Treo tiene acceso a un menú de opciones a diferentes alternativas: traductor, listado de restaurantes y sitios de ocio, reservaciones para diferentes aerolíneas, teléfono, conversor de moneda y medidas, entre otras funciones. El viajero se lleva la Treo, y debe pagar 5 dólares al día -una cantidad no demasiado alta si se tiene en cuenta lo que salen las habitaciones del Sheraton- y hacerse responsable del equipo. Luego, mediante GPRS, en todo momento se puede contactar con los empleados del hotel para hacer consultas, no importa en que lugar de la ciudad se encuentre; incluso puede chatear con ellos sobre una red segura -que por cierto, opera con el estándar libre Jabber. Incluso puede realizar y recibir llamadas telefónicas. Si las hace, paga la misma tarifa que en el hotel. A eso se agrega las otras funciones de la Treo, como la cámara de fotos -que no es demasiado buena, pero para tomas de día no funciona mal- y reproductor MP3.

El desarrollo es ante todo en la interfaz, y en algunas aplicaciones específicas, como el listado de restaurantes. El resto es ante todo aplicaciones disponibles en Palm OS, como World Mate y Bdicty.

Por ahora, la iniciativa sólo funcionará en dos hoteles de la cadena Sheraton -Argentina y México- pero se extenderá pronto a otros establecimientos de Estados Unidos. No deja de ser interesante como los hoteles están ideando nuevas formas de fidelizar a los clientes que más gastan -porque, desde ya, esto apunta al público que está bien arriba en cuanto al gasto. Lo malo: no se puede usar una Treo propia. Por cuestiones de seguridad, es necesario usar sí o sí el dispositivo provisto por el hotel.

Treo

Anuncios