¿Están interesados en hacer un viaje que tenga algunas características particulares, pero no por eso verse obligados a hacer un enorme esfuerzo físico? Entonces una buena solución es elegir un hotel particular, que tenga algunos atributos diferenciales con respecto a los tradicionales alojamientos. En Unusual Hotels of the World hay una larga lista de particulares hoteles: en cuevas, bajo el agua, en desiertos, en barcos, que incluyan colecciones de artes y bibliotecas, etc. A mí, que no puedo vivir sin mis libros, no me desagradaría pasar un par de días en el Library Hotel de New York. Gustos son gustos. Como verán, en el turismo el tema de la estetización de la experiencia cotidiana es algo que se toma muy en serio.

Anuncios