A principios de año en este blog se analizó el tema del llamado “Villa Tour”, un recorrido turístico por algunos asentamientos muy pobres de la ciudad de Buenos Aires. Y mucha gente se escandalizó por el tema, ante lo que veía como una “estetización de la pobreza” -antes que algunos empiecen a los gritos, di mi opinión en una entrada anterior. Ahora me encuentro que en la página de Global Exchange, una organización a la que pocos podrían sospechar de “comercial” o “conservadora” organiza reality tours por una larga lista de países. Por ejemplo, Argentina -donde cruzan desde las fábricas tomadas hasta el tango y Borges-, Bolivia, la frontera entre México y Estados Unidos, Ecuador, Brasil e incluso los mismos Estados Unidos (visto en World Hum.

Pasa saber más sobre Global Exchange, una organización de derechos humanos concentrada sobre todo en la desigualdad de los intercambios económicos entre Norte y Sur, pueden ver su página Web.

Anuncios