Si bien el mercado de viajes por Internet había resistido bastante bien el final de la burbuja de las puntocom -allá por 2000-, también es cierto que durante un par de años no habíamos tenido muchas novedades en el sector. Jugadores como Expedia, Travelocity y Orbitz parecían muy asentados, y se veía difícil que hubiera lugar para más gente. Pero la Red ha comenzado a crecer de nuevo, y con ello, ha aparecido más dinero por parte de los anunciantes. Y, claro, a los grandes de Internet esto no les iba a pasar desapercibido. Una nota de The New York Times republicada por News.com analiza algunas de estas estrategias. Quien más activo se encuentra es Yahoo!, que hace algunas semanas lanzó su herramienta para organizar viajes, llamada Yahoo! Trip Planner. La idea: permitirle a los usuarios crear contenido sobre destinos, y compartirlo con el resto de la comunidad. Muy Web 2.0, como se darán cuenta. Google, al menos por ahora, viene más modesto: si un usuario busca vuelos entre ciudades, le aparecerán más campos de búsqueda, y enlaces a sitios de ventas de pasajes.

Pero ahora los demás están posicionándose también. La estrategia es clara: ir lentamente convirtiéndose en verdaderas agencias online, en donde se vendan pasajes de avión, tours y paquetes turísticos ofrecidos por terceros, y llevarse una comisión por ello. A ello hay que sumarle los ingresos por publicidad y otras formas de sponsorship. Como se darán cuenta, en este juego cada vez se está moviendo más dinero. Al menos en Estados Unidos para este año se espera que se muevan nada menos que 68 mil millones de dólares en el segmento online de los viajes, contra 57 mil millones de 2004. El pronóstico fue hecho por la consultora Jupiter.

Anuncios