Finalmente, y tras varias polémicas a través de los medios, el gobierno nacional decidió dar luz verde al escalonamiento de las vacaciones de invierno en Argentina. Las provincias y regiones que son consideradas emisoras de turistas (Buenos Aires, Capital, Santa Fe y Córdoba) tendrán vacaciones de invierno en las dos primeras semanas de julio de 2006; el resto del país, en las dos semanas restantes del mismo mes. Lo que no parece tener mayores chances de ser aprobado en el corto plazo fue la idea original de acortar las vacaciones de verano y distribuir ese tiempo a lo largo del año, para impulsar más salidas turísticas a lo largo de los doce meses.

Anuncios