Yo exijo

Últimamente, han comenzado a aparecer en la cola de moderación de los comentarios mensajes del tipo “este artículo no me sirve, tienen que hacerlo más completo” o “falta más información de fondo”. De golpe, parece que el blog está siendo visitado por multitudes de lectores que se sienten en derecho de EXIGIRME que los contenidos de este sitio deberían estar acorde a un parámetro de calidad que desconozco. Y la verdad es que esos comentarios me dejan perplejo. Mis dudas:

* ¿Por qué siempre se dirigen en plural? Este blog es hecho por una sola persona, y comentado por muchos. Si tan sólo se tomaran el trabajo de leer mi perfil (que tiene un enlace bien visible en la parte superior) ya se darían cuenta de ello.
* ¿Por qué EXIGEN en vez de pedir? ¿Por qué no ofrecen su colaboración para darnos una mano con consejos más específicos de que cosas creen que los usuarios necesitan? De nada sirve estar EXIGIENDO cosas cuando uno no propone, de manera activa, una búsqueda de soluciones.
* Si no encuentran lo que buscan en esta página, ¿por qué no siguen buscando en Google?

Pero lo que más me enoja es ver que estos lectores siguen anclados en un modelo viejo y unidireccional de la transmisión del conocimiento. Es como si quisieran todo hecho, en vez de darse cuenta que, a partir de múltiples fuentes, pueden reconstruir una mejor información, que luego pueden compartir con los demás. Pero no; mejor exigir que los demás trabajen por nosotros

Anuncios

Un comentario sobre “Yo exijo

  1. Te comprendo perfectamente. Yo también recibo mesajes de ese tipo de vez en cuando. El problema, aparte de que la gente no lee, como tú mismo decías en otra anotación (post), es que la mayoría va por Internet como zombi. Por ejemplo: imagínate lo mentecato que hay que ser para confundir mi sitio (www.poraqui.net) con una gran compañía turística. Pues hay quien que lo ha hecho. Muchos se dirigen a mí en plural también y algunos incluso me piden trabajo, cuando no tengo ninguna empresa.

    Gran parte de ellos cree que los buscadores entienden el leguaje natural y otros esperan que les adivinen el pensamiento. Pero lo peor de todo, como acertadamente apuntas, es que quieren que trabajes gratis para ellos. Yo ya puse una nota en mi web diciendo que no lo hacía, pero si no leen lo más evidente, ¿cómo van a leer las indicaciones de uso? Al final, he optado por no constestarles.

    Creo que no merece la pena hacerse mala sangre por estos individuos e individuas. Simplemente, fustígalos con el látigo de tu desprecio, ignóralos olímpicamente.
    Tú lo expones con mucha finura, pero Einstein ya la lo dijo con otras palabras: “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”.

    Saludos.

Los comentarios están cerrados