El tradicional viaje de egresados de la secundaria argentina siempre tuvo un destino privilegiado: Bariloche. Si bien es cierto que en los últimos años se diversificaron los destinos, también es cierto que en los últimos años la caída de este tipo de turismo en la ciudad se debió al factor económico, y a la enorme recesión económica por la que pasó el país. Para este año se espera una recuperación de la demanda, con 90 mil estudiantes entre junio de 2005 y enero de 2006. Esto es un alza de 5 mil estudiantes con respecto a 2004, de 20 mil frente a 2003 y 35 mil contra el pésimo 2003.

Los tiempos, además, han cambiado, y hoy cada vez es más raro que una división completa pueda viajar a Bariloche. Muchas veces apenas la mitad de los integrantes de un curso puede pagar el viaje, incluso cuando éste es financiado en varias cuotas. A ésto hay que agregarle que los viajes de egresados han sido un sector conflictivo para el sector turismo, con muchas quiebras y estudiantes que, tras pagar el viaje, se quedaron sin nada. También hay que recordar que la ciudad de Bariloche desde hace años viene tomando medidas para evitar que los estudiantes puedan comprar alcohol en la ciudad, como una manera de prevenir problemas y evitar a turistas internacionales, que tienen mayor rentabilidad que los estudiantes.

Más información en la página de la Cámara Argentina de Turismo.

Anuncios