24 meses, 800 entradas, 1345 comentarios: números para el segundo aniversario de Blog de Viajes, y que muestran una buena progresión con respecto al primer aniversario. Este blog siempre ha sido para mí un placer y un desafío; mantener un sitio temático implica estar siempre actualizado o al menos con mucha atención puesta en el tema de los viajes y el turismo.

Si hace un año manifestaba que la intención de este blog era no perder de vista la mirada académica sobre ciertos fenómenos, también debo remarcar que las entradas más populares fueron aquellas que estaban centradas en los viajes mismos, como las que dediqué al recorrido por Bolivia y Perú de comienzos de este año. Así que aún estoy aprendiendo a combinar la reflexión académica con el placer del viaje; lo bueno es que ambas son formas de movimiento y deriva, y nada dice que se tengan que separar alguna vez. Pero en el fondo, no deja de ser un reto interesante para afrontar. Por un lado, la de buscar nuevas reflexiones sobre el movimiento; por la otra, recuperar las ganas por recorrer las rutas. Ese camino no se parece mucho al que recorren los medios dedicados al turismo, que en su enorme mayoría son una forma encubierta de publicidad, con su agenda cooptada por las agencias y operadores de turismo. Allí, todos los destinos son maravillosos. Pero en la realidad, viajar no siempre es un placer relajado; el viaje, muchas veces, es valioso porque, en sus dificultades y sufrimientos, aprendemos cosas nuevas, recorremos nuestros propios pensamientos, nos obligamos a reflexionar sobre temas que nunca hemos considerado, y mantenemos contacto con las personas que cruzamos en la ruta.

Este blog ha intentado siempre, por un lado, no adoptar la postura complaciente de que “viajar es siempre maravilloso”. Y eso se vincula con dos puntos que he mantenido siempre en mi agenda: por un lado, a pensar siempre en las relaciones entre turismo y cambio social; y por otro, a analizar las vinculaciones entre turismo y medios masivos. Son objetivos un poco ambiciosos, y ustedes dirán si realmente valió la pena.

Más números: las visitas han ido creciendo de manera paulatina, aunque la tendencia al crecimiento se aceleró mucho en los últimos meses. Si el año pasado señalaba con mucha satisfacción que el blog en cualquier momento superaría las 4 mil visitas al mes, ahora ya estamos por superar las 14 mil, como se ve en el gráfico de estadísticas de SiteMeter:

Estadisticas de Blog de Viajes, a octubre de 2005

Ya en este mes, cuando ha transcurrido un poco más del tercio de octubre, estamos cerca de las seis mil visitas. No está nada mal, si se tiene en cuenta que cuando lancé el blog en octubre de 2003, me parecía que lo razonable sería tener unas 30 visitas al día…

Este último año ha sido también dedicado a refinar la idea de Blog de Viajes. Durante meses, tuve un dilema con los comentarios: muchas personas dejaban preguntas en las diferentes entradas sobre destinos o problemáticas que nada tenían que ver con el artículo del blog. Frente a ello, lo único que me quedaba era no publicar tales comentarios, ya que causaban problemas en las diferentes discusiones y eran claramente off-topic. Pero a la vez, me parecía que era importantes darles un lugar, y por eso nació el Foro de Blog de Viajes, que está en funcionamiento desde hace poco más de dos meses. Y ya tiene 44 usuarios registrados, y 22 conversaciones en marcha, en varios casos sobre destinos que no han sido abordados en este blog (en particular, Brasil). Lo bueno del foro es que las preguntas y discusiones entre los usuarios se independizan de mis intereses y de la agenda de Blog de Viajes, y a la vez me permite mantener los diferentes hilos de debate del blog sin tantos off-topic, gracias a que esos lectores ahoran tienen un nuevo medio donde dejar sus consultas. Estos últimos doce meses han visto también la consolidación de Febo Asoma, mi fotoblog, que parece haber migrado definitivamente a Pixelpost.

El año también marco una integración mucho más clara entre el seminario de Comunicación, viajes y movilidades que dicto en la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, y las preocupaciones teóricas que pasaron por este blog. Buena parte de esas discusiones también estuvieron motorizadas por los alumnos que con mucha generosidad me han dejado publicar sus trabajos. En los próximos días haré una reorganización de esa parte, en la que estoy trabajando en los pocos minutos que me quedan libres por día, y publicaré nuevos artículos de alumnos que tengo pendientes. En ese momento, les agradeceré uno por uno, ya que gracias a ellos Blog de Viajes mejora su contenido.

Mi agradecimiento, desde ya, a los lectores, que han dejado muchos comentarios y me han dado una mano para mejorar los contenidos, para modificar datos erróneos y darle vida a este blog. El crecimiento en la cantidad de visitas marca que cada día hay más y más comentarios, y ahora el reto es que yo esté a la altura del entusiasmo de muchos de ustedes :).

Los últimos días, además, Blog de Viajes ha sido mencionado en varios medios de comunicación. Por ejemplo, en los diarios argentinos La Nación y El Diario del Centro del País, de Villa María Córdoba. Y en las últimas semanas, he recibido varios pedidos de entrevistas por parte de otros medios (y que iré avisando a medida que aparezcan las notas). No me deja de llamar la atención que a pesar del contenido a veces un poco ríspido de este blog, surja interés por parte de algunos medios masivos. Supongo que también está el tema de que no hay muchos blogs de viajes que se mantengan mucho tiempo -casi todos los que conozco en español no se actualizan demasiado seguido, o incluso se encuentran abandonados. Con el crecimiento de la blogósfera van a aparecer más blogs sobre viajes, y eso es bienvenido, siempre y cuando no reproduzan las lógicas del periodismo complaciente. Pero ante todo, hacer un blog implica que tenemos espíritu de colaboración con los demás sitios, y no tanto por competir. Dejen eso para los medios tradicionales.

El lado malo del crecimiento ha sido el hecho de que me he visto obligado a pasar a moderar todos los comentarios. La razón: el spam manual. O sea, las varias personas que todos los días quieren colar entre los comentarios de mi blog avisos sobre hoteles, cámpings y lo que sea. Y remarco lo de “manual”: no se trata de bots, sino de personas que ingresan y llenan el formulario de manera personal. Ha sido todo un problema en los últimos meses, pero al menos la moderación ha puesto el freno a ese tipo de prácticas. Si bien se pierde un poco de velocidad en el intercambio de la información, evito publicar información sin valor. Como remarqué muchas veces: hago este blog con mucha constancia y cariño como para dejar que cualquier mercachifle lo arruine o publique basura.

Por cierto, he vuelto a chequear en la lista de aniversarios de hoy de Bitacoras.com; este es el único blog de la lista que cumple dos años y que se mantiene actualizado. La tasa de mortalidad de la blogósfera siempre ha sido alta, pero es en este tipo de ocasiones cuando uno cae en cuenta del tema.

Gracias a todos ustedes por sus lecturas, comentarios y sugerencias. Ahora, a seguir trabajando.

Anuncios