mundial78

A pocos metros del río Ctalamochita, se puede encontrar la plaza “Mundial 78”, en conmemoración de la obtención del mundial de fútbol disputado aquel año en Argentina, y que fuera ganado por la selección nacional. Para muchos argentinos, aquel festejo todavía aparece como una situación un poco incómoda. Por lo general, toda referencia a los mundiales de fútbol es particularmente asociada a México ’86, y el mundial del ’78 queda bastante oscurecido. Hay razones: muchas sospechas sobre el partido que Argentina le gana a Perú 6 a 0, y la situación histórica puntual. Argentina tenía en ese momento al gobierno a una asociación ilícita de personas que usaban sus cargos para torturar y asesinar a sus opositores. A eso se sumaba un plan económico que buscaba destruir la base económica del país, y que por desgracia lo logró.

Y a veces uno puede encontrar en la vida cotidiana esas señales que confirman tus sospechas. En la plaza Mundial 78 hay una reproducción en gran tamaño de la famosa copa del mundo, que pueden ver en el margen derecho. Como verán, se encuentra en un estado lamentable, y más bien parece que en cualquier momento se viene abajo. Casi como si fuera un recordatorio de los peores años de la Argentina. Lejos de aparecer como un símbolo del triunfo, su abandono más bien nos marca otras cosas; y en este caso, que esta “victoria deportiva” no puede ser recordada sin ver a los asesinos de turno abrazándose en la tribuna, mientras destruían y saqueaban el país. Que tendrán que ver militares y pelotas de fútbol, dirán algunos. En este caso, mucho; al menos, en la memoria de muchos argentinos. Mientras, la copa sigue ahí, descascarándose y no muy lejos de venirse abajo.

Anuncios