El diario argentino Clarín publica hoy una nota sobre turismo sexual en Argentina. Si bien buena parte del artículo se van en casos aislados y falta más información de fondo -lo cual revela la escasez de datos oficiales sobre el tema, claro- no deja de tener datos interesantes para aquellos que sospechaban que este tipo de turismo estaba creciendo en Buenos Aires y en varios lugares de Argentina. Hay una cita interesante:

“Para muchos extranjeros nuestro país es barato. Puede venir cualquiera para hacer cualquier cosa. Argentina hoy resulta atractiva para la comunidad pedófila. Cada vez es más frecuente el comentario de que en las provincias de la Mesopotamia (donde muchos chicos pobres son rubios y de ojos claros) el turismo sexual avanza”, sostiene el comisario Arturo Balsalobre, jefe de Delitos Contra Menores.

No deja de ser inquietante que un comisario de la Policía declare de manera abierta y a un medio como Clarín que a Argentina “puede venir cualquiera para hacer cualquier cosa”

Anuncios