El domingo se pudo ver en el canal de cable E&A una emisión del programa Primetime, en donde pasaron una investigación hecha en los camarotes de cuatro cruceros de lujo. Con la ayuda de luces especiales y exámenes hechos en laboratorio, los periodistas encontraron que los camarotes estaban llenos de manchas de semen y orina, incluso en lugares como la puerta de la heladera, picaportes y el techo (¿¿!!!!). No tengo mucha idea de la repercusión que habrá ocasionado en Estados Unidos -donde se pasa por el canal abierto ABC- ya que la investigación identificaba a las líneas de cruceros involucradas. ¿Se imaginan que en América Latina pase algo similar? Sólo con el miedo de perder publicidad, los medios se negarían a salir a pegarle a una empresa de viajes.

Primetime ya había hecho una investigación similar dos años atrás, pero en cuartos de hotel que iban de una a cinco estrellas. También se habían encontrado manchas de semen y orina en múltiples lugares; en un caso, incluso en una biblia.

La investigación de Primetime también se comenta en Travelantium y Noroblog.

Anuncios