Mientras en Argentina discutimos sobre las relaciones entre turismo y pobreza -impulsadas sobre todo por la aparición en los medios del “Villa Tour”- en Río de Janeiro las autoridades municipales sancionaron una legislación para crear muros de 2 metros de altura alrededor de las favelas que están cercanas a las avenidas más usadas por los turistas. Se puede ver más en La Nación. Llegué a la noticia gracias a un aviso de Natalia Delfino.

Anuncios