Este fin de semana anduve de paseo por La Plata, la capital de la provincia de Buenos Aires, a unos 80 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Como en semana santa me había quedado en casa -detesto salir en esos días, es insoportable tanto por lo caro como por las aglomeraciones en gente en cualquier lado- me pareció una buena oportunidad salir siete días después. La Plata no suele aparecer mucho en las guías sobre Argentina; en algunas de ellas le dedican una página, en otras ni siquiera la mencionan. A pesar de ese problema, es una ciudad muy interesante y que vale la pena visitar con ojos turísticos.

Llegar desde la ciudad de Buenos Aires es muy sencillo. Se puede ir en tren desde Constitución, el medio más económico, por apenas 1,50 pesos -medio dólar- o por4,50 en micro. En el caso del tren, el viaje toma una hora y veinte si toman la formación que para en todas las estaciones, y 50 minutos si consiguen el directo. En bus toma menos de una hora. Uno de los puntos flojos de la ciudad es que no hay muchas alternativas a la hora de buscar alojamientos económicos y confortables. Si son un poco exigentes, más bien piensen que gastaran unos 70 a 80 pesos por noche. Pero si la prioridad es el costo, pueden ir al Saint James, que hace honor a su calificación de 1 estrella. Es digno, pero las habitaciones son pequeñas y húmedas. Por 45 pesos es la opción más económico que encontré, y no está mal ubicado; se encuentra en la avenida 60, y si se toma por las diagonales, a no más de ocho cuadras de la casa de gobierno de la provincia. Por cierto, incluyen desayuno. Si quieren televisor, hay que pagar cinco pesos más.

Antes de viajar hice un poco de investigación en la Red, hice un largo listado de hoteles, bares y atracciones turísticas que apenas termine de ordenar publicaré en Wiki Nómade.

Uno de los puntos más interesantes es el tradicional Museo de Ciencias Naturales, que se encuentra en el área del Bosque de La Plata, un área verde de grandes proporciones, con lagos y senderos para pasear. El Museo cuenta con una colección muy interesante de fósiles de animales y vegetales prehistóricos, y hasta una cámara egipcia. Vayan con tiempo porque necesitarán como mínimo de tres a cuatro horas para recorrer todo. Y si son de los que les gusta ver todo, incluso puede tomar aún más tiempo.

El área del bosque es de una gran belleza; es más que recomendable tomarse su tiempo para recorrerla. Si van en los meses que van de marzo a diciembre, tengan en cuenta que en la zona se encuentran las canchas de los dos equipos más populares de La Plata: Estudiantes y Gimnasia. Así que si llegan a ir un domingo, no se extrañen de encontrar una gran cantidad de polícias patrullando la zona. Lo bueno: pueden almorzar por muy poco dinero en las muchas parrillitas que preparan choripanes y hamburguesas en las cercanías de las canchas.

Algo malo: al menos por ahora, el teatro Argentino, un interesante lugar dedicado sobre todo a la lírica y música clásica, se encuentra cerrado, ya que están haciendo refacciones para brindar mayor seguridad a los espectadores. Algo bastante usual en la Argentina post Cromagnon.

Si quieren salir en la noche, hay una larga cantidad de opciones, tanto para comer como para simplemente salir a tomar algo. Al menos en mi caso, un lugar interesante es el pub irlandés Wilkenny, donde se puede conseguir Guiness tirada por 10 pesos la pinta. Mismo precio para la Kilkenny. Por 6 pesos se puede tomar la muy buena cerveza Antares, de Mar del Plata.

Una de las cosas más interesantes de La Plata es su arquitectura, y el diseño de la ciudad, que fue creada de cero hacia fines del siglo XIX. Pero eso lo dejo para la próxima entrada.

Anuncios