De acuerdo al diario inglés Daily Mail, la compañía Ryanair, especializada en vuelos de bajo costo, cobra nada menos que 4 libras (casi ocho dólares) por una botella de tap water, que no es otra cosa que agua que sale de la canilla, caño o grifo. Aunque en este caso se trataba de agua carbonatada.

¿No estarán exagerando con esto de bajar los costos? La noticia se puede leer en TravelMole (es necesario registrarse previamente, o usar Bugmenot). El artículo lo hallé vía Online Travel Review.

Anuncios